¿Cómo es para ti el profesor ideal?

23304394_5bc686e2a0.jpg

Todos nosotros hemos pasado por muchas clases y tenido muchos profesores, unos buenísimos y otros peores. Los mejores -seguro que son muy pocos- nos marcaron especialmente y siempre los llevaremos en la memoria, e incluso en el corazón. También hubo profesores terribles, ¿verdad?

Para todos nosotros, tanto alumnos como profesores, estos ejemplos suponen un material vivencial fantástico para la reflexión acerca de cuál es el perfil del profesor ideal. Recordando a nuestros mejores profesores veremos qué carácteristicas nos interesa que tenga un docente; mientras que analizando a los peores nos daremos cuenta de cómo no debe ser alguien que se dedique a la enseñanza.

Mi propuesta es que os toméis unos minutitos para hacer esta reflexión y la compartáis con nosotros en este mismo blog.

Por favor, animáos a participar e invitad a más gente a hacerlo. Entre todos podemos hacer una descripción muy completa de ese profesor ideal. Además, muchos podremos sacar conclusiones útiles para desarrollar nuestra labor didáctica.

31 pensamientos en “¿Cómo es para ti el profesor ideal?

  1. ilia dice:

    creo q para mí, es aquella persona q te ayuda a conocer algo q desconoces, de una manera cercana, sencilla y amena.. tiene q hacer llegar aquello q conoce, pero sin exigirte q sea el suyo el enfoque con el q lo interiorices.. tiene q comunicarse con emoción, y sin hacerte ver q tú no sabes y ella sí (hablaré en femenino, porq hablo de persona)… comparte lo q conoce, porq quiere compartirlo, no porq sea su trabajo.. tiene q surgir la confianza suficiente para poder preguntarle lo q sea, aunq pueda parecer tont@ y tiene q saber no hacerte sentir tont@.. q hable claro, ni alto ni bajo, acabando cada frase.. no necesita leer, porq conoce lo q explica y le gusta tanto como te puede llegar a gustar a ti.. un saludo!

  2. DJS dice:

    El profesor ideal es aquel que sabe enseñar lo que el alumno quiere aprender.

    El profesor ideal muestra un gran respeto por sus alumnos y una gran capacidad para ponerse en el lugar del otro.

    El profesor ideal aprende algo de cada uno de sus alumnos.

    Vamos a pensarlo de otra forma muy diferente. Si los listos son capaces de aprender siempre, entonces solo los tontos pueden pensar que ellos ya saben tanto que pueden enseñar. El profesor debe ser esa paradoja sin ser el tonto que solo enseña.

    • dani dice:

      Pues como enseñemos a algunos alumnos lo que quieren aprender .. la llevamos clara!!! jajaja.. hasta luego y gracias por compartir tus impresiones.

  3. Elisa dice:

    Pues, es una complicada pregunta dada los tiempos que corren. Me explico, aunque no sea lo fundamental de lo consulta y a tenor de lo comentado sobre el respeto. Creo que desgraciadamente estamos asistiendo a un absoluto olvido, por parte de todos, de lo que significa inculcar el respeto hacia los demás. Es una ardua labor que padres cansados y/o con poca vocación han relegado por completo, ya que han desatendido completamente el bonito quehacer de educar a sus hijos. Comento esto, porque quiero destacar dos cosas:
    – la primera que la labor docente cada día resulta más complicada porque nos estamos convirtiendo en policías de niños/adolescentes un tanto desorientados, y ésa no es nuestra labor
    – la segunda, que contando con padres responsables que sí que toman las riendas de la educación de sus hijos, los profesores no deben olvidar que la formación de sus alumnos va más allá de la mera transmisión, de manera más o menos acertada, de pura información.
    Hoy que se debate sobre la tan traída y llevada “educación para la ciudadanía”, y al margen como me encuentro del terreno más fangoso que cada día más demuestran “nuestros” representantes políticos que se ha convertido el debate social, me permito humildemente invitaros a refelexionar sobre el papel que vamos a representar como docentes, porque durante un tiempo fundamental de la vida de una persona, vamos a ser parte de su mundo de referentes
    Y de todo lo dicho, y sumándome a los anteriores comentarios, vayamos construyendo la figura caleidoscópica del profesor ideal

  4. No sé si hablamos del profesor de ELE o de un profesor en general… En cualquier caso, debe tener sólidos conocimientos sobre la materia que imparte y, sobre todo, poder de empatía para poder detectar las necesidades de sus alumnos y el mejor modo de compartir ese conocimiento despertando su interés.
    Espera mucho de sus alumnos y, aunque sus espectativas son razonables, en ningún caso infravalora a sus alumnos sino que sabe aprovechar los puntos fuertes de cada uno para lograr su objetivo.

  5. Ane dice:

    Creo que debería ejercer su autoridad desde el punto de vista de quien respeta, sabe y es respetado por ello. Debería establecer un diálogo con las educandas ya que son personas que traen consigo experiencias y conocimientos que pueden resultar muy entriquecedores a todo el grupo. Es alguien que sabe admitir sus errores y pide disculpas por ello, que pregunta su opinión a las educandas, que se baja de la “palestra” para sentarse al mismo nivel que las demás.
    También creo que es alguien que debería fomentar la curiosidad natural y el afán por la investigación por parte de una misma, animando siempre a saber más.

  6. Mireia dice:

    Mi mejor profesor:
    Se llama Simón, era profesor de historia (ya está jubilado). Aunque la asignatura de historia suele ser de las que resultan “chapa” para los chavales, con Simón era super entretenida. Nos contaba las guerras y batallas como si fueran películas, y se notaba que a él le encantaba la historia. Nos hacía muchísimas preguntas y nos ponía “positivos” a los que contestábamos bien. Así que estábamos siempre super atentos y levantando la mano cada vez que lanzaba una pregunta porque así nos subía la nota. Además era muy entrañable y muy cercano en su forma de hablar, también cariñoso a veces, y nos tomaba bastante el pelo…
    Eso si, también se enfadaba. Cuando estábamos dando la Segunda Guerra Mundial se pilló un rebote impresionante, no recuerdo por qué, así que durante una semana entera adoptó el rol de Hittler y flipamos con él!!!

    Mi peor profesor/a:
    He tenido unos cuantos. La última el año pasado en la universidad. Es muuuuuuuuuuuuuuuy famosa en magisterio (lengua extrangera). Una individua que se dedica a insultar (literalmente) a la gente y hacerte sentir pequeñiiiiiiiiiiiiisima/o. En sus clases, si te pregunta algo y no lo sabes intenta ridiculizarte y te echa la bronca. Así que la gente decide no ir para no pasar mal rato.

  7. naroa dice:

    Haciendo memoria me he dado cuenta de que en mi caso todos aquellos profesores que me marcaron, educaron, motivaron e instruyeron siguen un mismo patron. Fueron profesores “estrictos”, a veces duros. Eran profesores que conseguian poder llevar sus clases sin q tuvieran q dejarse la garganta en ello, q conseguian ser respetados y q desde mi punto de vista te respetaban y apoyaban. Eran duros cuando tenian q serlo y flexibles cuando algun alumno o alguna situacion lo requerian. Explicaban sus materias de forma clara, llevaban las clases bien preparadas, se preocupaban por sus alumnos e implicaban con ellos. No tenian ningun problema en contestar cuantas preguntas hiciera falta o explicar las cosas de diferente manera cuando alguien no entendia. Mandaban tarea para casa, te hacian trabajar y ellos tambien hacian lo mismo. Se esforzaban por q las clases salieran bien y por q la gente aprendiera. No solo de su materia, sino tb de lo q es el respeto hacia los demas y hacia uno mismo. Tb me enseñaron a disfrutar de discurrir, de ir un poco mas alla, de seguir los propios intereses que van apareciendo segun vas entrando en materia. Me enseñaron q cualquier materia/cosa puede llegar a ser muy interesante si se estudia/mira con pasion y q con esfuerzo e ilusion podemos llegar a hacer lo q nos propongamos.

  8. Emma dice:

    Bueno …

    Para mi el profesor ideal es :

    – Primero, una persona que sabe llevar las riendas de la clase, que lleva el control en la clase.
    Eso es super importante, sobre todo los primeros días … No es necesario ser duro o algo así, pero sí mostrar que los alumnos están en la clase para estudiar, y aprender cosas.🙂

    – Segundo, tiene que ser una persona que habla de su materia con “su corazón”. Entiendes ?!
    Tiene que mostrar a sus alumnos que le gusta y que es super interesante. Seguro que así, los alumnos quieren saber más más más !!! Y prestaran mas atención a un profesor que cree en lo que dice, que a un profesor aburrido dando clases …

    – Y por fin, el profesor ideal … No puede hacer diferencias entre los alumnos. Lo que quiero decir es que, sabemos que hay personas mas inteligentes que otras. PERO, el profesor no puede mostrarlo delante de toda la clase.
    Puede ayudar a uno más que a otro, pero NUNCA dejarlo de lado porque éste o ése no entiende nada o entiende menos …

    Asi veo al profesor ideal !

    Un saludo🙂

  9. Isabel dice:

    Estoy convencida de que un profesor puede ser ideal aun sin poseer una intelectualidad soberbia, pero jamás podrá serlo si padece soberbia intelectual, ya que esto lo privará de tener:
    – Fe.
    El profesor siempre debe tener fe en las capacidades y alcances de sus alumnos, y confiar en que pueden superarlo, incluso desear que así sea. Asimismo, debe actuar de buena fe, en el más estricto sentido jurídico del término: poseer un comportamiento recto y honesto, que manifestará con las palabras, con la pluma… De igual forma, no debe temer “hacer una fe de erratas” para enmendar sus errores de instrucción, de percepción o de calificación.
    – Respeto.
    Ser capaz de instaurar dentro del aula un clima de respeto que propicie la apreciación de opiniones, creencias y circunstancias, y que el alumno lo reproduzca fuera de ésta. Y jamás ejercer su autoridad de tal forma que el respeto se equipare o confunda con el miedo.
    – Paciencia.
    Tener paciencia para resistir (e intentar vencer) la incomprensión -no sólo de los temas de clase- del alumno, sin alterarse; para saber esperar que éste aproveche y aplique no lo aprendido, sino lo realmente comprendido. Y bueno, en el último de los casos, como dice el refrán, “a lo que no puede ser, paciencia”.
    – Entusiasmo.
    Conservar ese ánimo que mantiene la inspiración, incentiva la dedicación y permite amar y disfrutar la profesión.

  10. lola dice:

    Como dice Leonor, habría diferencias entre un profesor de ELE o un profesor en general. El papel del profesor es muy diferente según los alumnos que tenga: edad, número de alumnos, materia, duración del curso, etc.
    Pero, en general, creo que las características principales de todo profesor ideal son:
    -Que le guste enseñar (y aprender, va junto siempre) y que se interese por que sus alumnos aprendan. Y que estas ideas las transmita muy claramente a sus alumnos y compañeros. En más de una ocasión, profesores de universidad, de Máster, se han “olvidado” (y así lo han dicho, sin pedir disculpas ni recuperar la clase) de que tenían clase, mientras 12 alumnos (algunos que llegaban desde Vietnam, otros que habían pedido la excedencia para asistir a clase…) esperaban.
    -Que tenga ilusión y entusiasmo por lo que está haciendo y por querer mejorar constantemente (esto en los profesores de ELE que les gusta su profesión, es una locura).
    -Que se prepare las clases siempre, aunque lleve años enseñano. Y si se sigue poniendo un poco nervioso antes de dar cada clase, creo que es algo positivo.
    -Que conecte lo que enseña con la realidad constantemente.
    -Que muestre que lo que hace cómo lo hace le importa.

    En realidad, son actitudes que considero “ideales” para cualquier persona en cualquier situación.

  11. Amelia dice:

    Por empezar: lo ideal no existe.
    Si existe lo deseado, lo apropiado y lo esperado, para mi significa un profesor/profesora que tiene reconocimiento de la diversidad que es una clase, un grupo de alumnos. Con mucha paciencia se puede resolver varios problemas surgidos de la desigualdad de motivos, animos o atenciones, pero no se resolverá el problema principal que se presenta al enseñar: de transmisión de un conocimiento a alguien quien no tiene ni idea del asunto.
    La manera en que se presenta el material, el juego que hace el profesor con sus saberes, me parece la medida de su perfección. Yo disfruté más con los profesores que sabían muy bien sus materias y no se cortaban demasiado en cuanto a la complejidad, pero sabían presentar esa complejidad en palabras asequibles.
    Claridad, profundidad, paciencia – si quieres tener mi opinión compacta:).

  12. Nahia dice:

    A mí me motivan los profesores que relacionan la asignatura con noticias, libros, películas, historia… que dan referencias para buscar más sobre el tema… Así dan una perspectiva más amplia (ya sea global, local o personal -que también a esta escala hay amplitud-) y te hacen sentir implicada transmitiendote la importancia de aprender, sea del tema que sea, para mejorar muchas cosas.
    Me gusta que planteen preguntas curiosas (ayudan a estar atenta) y creen debate.
    También es importante que sean expresivos, que vocalicen y disfruten tanto comunicando lo que saben, como escuchando la opinión, o las dudas de sus alumnos.
    Ayuda mucho que pongan ejemplos prácticos.

    Agur!!!

  13. Maria dice:

    El profesor ideal es el que hace crecer en tí la curiosidad por conocer lo que quiere que aprendas. Para ello, tiene que ser una persona apasionada por su trabajo, vocacional.
    Los que fuimos alumnos hace 40 años, en raras ocasiones nos encontramos con alguien que no tuviese como objetivo meterte los conocimientos a presión, memorizándolos sin comprenderlos, para luego soltarlos en un examen. Cierto que algo de éso queda, se asimila o se completa con las experiencias propias, pero es una estúpida forma de perder la oportunidad de aprender. Así que un buen profesor será el que consiga que el alumno quiera saber. No importa cuánta cantidad de datos por curso, sino cada uno a su medida pero con ganas de continuar.

  14. maribel dice:

    ¡Vaya! Yo no sé si hay un profesor ideal, más bien dependerá mucho del alumno y de lo que nosotros pensemos que es ser un buen profesor. Habrá alumnos a los que les guste tu método de enseñanza y otros a los que no les guste nada porque no tenga nada que ver con tu estilo de aprendizaje o con lo que ellos crean que debe ser un buen profesor. En fin, dicho esto. Creo que un profesor en general, no sólo debe conocer su materia muy bien, si no que además debe saber cómo enseñarla. Por otro lado, como dice Leonor -ella ya sabe que comparto muchas ideas con ella- creo que debe tener la capacidad de empatía para ponerse en el lugar de los demás, así como otras habilidades docentes/personales para comunicarse con el alumno y desarrollar su trabajo. Al fin y al cabo, trabajamos con personas y nosotros también somos personas. Quizá, habría que plantearse qué tipo de profesor quiéres ser tú -es lo que te hacen plantearte en el portafolio, ¿verdad?- o qué tipo de profesor no quieres ser. Es cierto que las cosas ya no son como hace 40 años, ni siquiera como hace 10. Ahora el profesor ya no es la fuente del saber -como ya habéis dicho-, es el que guía al alumno para que alcance el conocimiento. En fin, no sé si te habrá ayudado mucho mi respuesta.

  15. Zigor dice:

    Creo que el profesor ideal es aquél/lla que sabiendo de lo que habla sabe transmitir al/la alumno/a los conocimientos. Sobre la motivación etc creo que depende más del alumno en sí que de la labor del profesor/a. Un saludete, a ver si estamos en Santo Tomás y estudiamos la composición de la sidra autóctona juntos.

  16. Yo voy a intentar ser algo más breve. Para mí el profesor ideal es el invisible, el que enseña sin que se note casi su presencia. No me gustan los docentes estrella.

  17. Estela dice:

    Más breve todavía. Para mí el profesor ideal es el que ENSEÑA a PENSAR.

  18. Tiziana dice:

    Es una preg difícil. Pero ya q imaginamos al prof ideal le vamos a pedir muchas cualidades. Tiene q tener un conocimiento amplio de lo que esta enseñando y de como trasmitirlo. Tiene q ser un buen mediador entre el alumno y eso q el alumno aun desconoce. Me gustan los prof q siembran curiosidad en mi, q me dejan pensando, q me dan herramientas para descubrir nuevos mundos. No me gustan los que van como en “piloto automático” y repiten las mismas clases sin prestar atención a quienes tienen en frente. El prof ideal tiene q ser muy reflexivo de su propia practica e incentivar un espíritu critico en sus alumnos y, también, permitirse aprender de ellos. Agrego parte de un artículo de Hugo Mújica que no se refería a los prof pero me vino a la mente y aquí va:

    A pocos seres tocamos con nuestras manos, a pocos acariciamos, a pocos incluso rozamos, pero no somos del todo conscientes a cuantos y cuantos tocamos con nuestras palabras; a cuantos y cuantos penetramos con ellas. En cuantos esa palabra nos fecunda, nos fecunda en ellos, nos nace otros.

  19. Tiziana dice:

    ¿Por qué la gran mayoria de las q opinamos somos “chicas”??? ¿Los chicos no tienen opinión al respecto?

  20. Miriam Hernández dice:

    No creo que exista el profesor ideal, ni la mujer ideal, ni el trabajo ideal…. pero sí considero importante tener una buena mezcla de conocimientos y sencillez para darnos cuenta (como docentes) que no tenemos que saberlo todo, a veces es mejor decir que desconocemos una duda determinada planteada por un alumno y consultarla posteriormente que intentar salir del paso con lo primero que se nos ocurra.
    Por otra parte la calidad humana me parece fundamental en una profesión como la enseñanza, los mejores recuerdos que guardo de los profesores del instiuto o la universidad, más que con sabios, tienen que ver con personas que realmente querían enseñarnos, ayudarnos, acompañarnos a caminar, porque al final lo más importante es ser compañero, no situarse en un plano superior porque todos podemos aprender en cualquier momento. Hay que ser competente en el campo que se enseña y demostrarlo con hechos, pero en nuestro interior no debemos olvidarnos de aquello que decía Sócrates: “Sólo sé que no se nada”.
    Saludos.

  21. Karmen dice:

    No creo que haya profesor ideal.
    Me gusta pensar que no soy prototipo.
    Me gusta pensar que soy invisible y que solo soy una mediadora.
    Defensora convencida que la parte activa de la enseñanza es el alumn@ y no el profesor.

    Un saludo a todos.

  22. deyvy dice:

    Que dificil es la carrera de educacion.

    1.-he leidio cada uno de estos comentarios y se que son sinceros einterezantes los comentarios. gracias chicos—————-

    soloquiero decirles a todos los docentes y alumnos que ser profesor ,va mas alla de desempeñar una profesion.
    nosostros tenemos que lidiar con jovenes ,seres humanos en estado de formacion biopsicosocial y el docente tiene que tener el conocimiento ,la sutileza y la broma ,todos conjugados ,si algo de esto nos falla ,seremos o muy aburridos por ser serios y secos, o muy tontos porque no conocemos nuetra materia al 100% o muy autoritarios .al no ser flexibles.

    Como docente me siento orgulloso .porque no cualquiera enseña — y la prueba la tienen en esos comentarios de los alumnos.
    animo colegas y fuerza.

  23. Ximena dice:

    El profesor ideal es aquel que conoce a sus alumnos, no neceriamente por su nombre… pero los conoce, es aquel que ensena pero ensena considerando los intereses de los alumnos y para ello el sabe cuales son los temas que le interesan a sus alumnos.
    Un buen profesor siempre ve aquello que es lo mejor de ti y lo utiliza para hacerte crecer como persona…
    un buen profesor es aquel que te acompana durante tu proceso de crecimiento y te hace saber cuando has vencido todas las barreras y cuando el exito te ha alcanzado.

  24. Constantino dice:

    Veo que han contestado muchas chicas.

    Yo nunca he sido profesor, pero he tenido contacto cercano con los profesores. El mayor trabajo para un profesor es transformar el conocimiento en forma digerible y facil de entender, pensando en los pies de los diversos alumnos de un salon.

    Yo pienso que un profesor ideal, es una persona sencilla, y es quien tiene la fé, y el entusiasmo en compartir sus conocimientos a sus alumnos.

    Cuando hablo de fe, en cierta manera tambien implica confiar en las capacidades de sus alumnos, que ni los propios alumnos reconocen su potencial. A la vez los alumnos deben sentirse motivados con el entusiasmo del profesor y respetar al profesor.

    Un as is, to be. Un buen profesor siempre logra que el alumno al final haya aprendido más, y razone por si mismo sin depender del profesor. Incluso al final deje con deseos de pensar, y querer aprender más sobre la materia.

    Otra cosa, que falta que no han mencionado un profesor aparte de respeto, debe ser humilde ante sus alumnos, porque si refleja “inseguro” “temor” y “autoridad” aprenden los alumnos por “obligacion”, por lo tanto sugeriria que el profesor sea humilde para que los alumnos “colaboren” y sientan que forman parte de la “enseñanza”. Claro tampoco debe ser sumiso, debe ser el “Amigo” que da el ejemplo, e incluso tambien debe aceptar que sus alumnos lo puedan superar, y admirar a estos alumnos para re-enseñar a los demas con trabajos en equipo.

    Otra cosa, el entusiasmo es dificil. Se logra con el amor a su trabajo, es muy facil el profesor debe amar lo que aprende, y pensar en perspectiva de los alumnos en como transmitir este conocimiento. Hay varias formas tales como en forma de relato, con preguntas reflexivas y guiar el debate en el salon, y con juegos que formente la participacion y subir por puntos.

    He tenido buenos profesores:
    Los apasionados.

    Malos profesores:
    Los pericos.

    Nota:
    He aprendido más en escuchar, y sin tomar apuntes (solo lo primordial). Que tomar apuntes a todo como secretario. Y esto que yo soy sordo profundo.

  25. rosaura dice:

    el docente ideal es el que te ayuda apensar y no piensa por tì.
    rosaura

  26. El profesor ideal debe mantener un equilibrio entre varios aspectos o rubros tales que ayuden a desarrollar habilidades en los alumnos, estas caracteristicas son:
    disciplina.
    respeto.
    conocimiento.
    tolerancia.
    control del grupo.
    carismatico cuando se requiere y serio igualmente.
    organizado.
    limpio en su persona.
    tener un buen manejo de cultura general.
    trabajar con pasion.
    ser puntual.
    poner el ejemplo al alumnado.
    evaluar todos los aspectos posibles entre ellos destacar:
    ortografia.
    tipografia.
    procedimiento.
    puntualidad.
    organizacion y limpieza.
    respeto.
    formalidad en los trabajos.
    participacion.

    Creo que esta lista se puede hacer mas grande.
    pero para que complicarcela a los maestros haha.

  27. Adriana dice:

    Wow realmente son muy buenas respuestas, y coincido con ellas…
    De hecho gracias a sus comentarios podre hacer un super ensayo, me explico, estudio Pedagogía, y me han dejado realizar un ensayo sobre como debería ser el profesor ideal, tenia mis ideas y demás, pero realmente no sabia ordenarlas, a parte de que siempre es bueno saber la opinión de otros…
    En fin, cuídense, y sigan así xD…

  28. Sagataaaaaa dice:

    & QUE ESPARAMOS DE NUESTRO MAESTRO?

  29. Esther dice:

    Haciendo memoria de mis maestros y profesores, me alegra pensar que, en mi caso, el balance es positivo, aunque hubo tres que me marcaron especialmente, y en ellos hay una característica común: consiguieron captar mi atención en materias que, antes de conocerlos, se me resistían, bien porque mis intentos habían sido baldíos, o debido a mi falta de interés, sin embargo, ellos creyeron en mí antes que yo misma.
    Por otra parte, el docente ideal debe evitar caer en dogmatismos, no debe dar todas las respuestas, sino los medios para que el alumno las encuentre por sí mismo. No se trata de adoctrinar, sino de enseñar a pensar, proponiendo actividades para que el alumnado investigue, y se implique en la materia.
    En cuanto al aspecto humano, yo siempre he dado por supuesto que el respeto se debe aprender en casa, con el ejemplo, pero hoy día no está de más que el docente sepa marcar límites, algo extremadamente difícil, debido a que, desde distintos frentes, se les intenta despojar de su autoridad. No se trata de tener una conducta dictatorial sino, como ya he comentado, de respeto, que es, o debería ser, la base de cualquier relación humana.

  30. Rosaura dice:

    En más de una década siendo profesora de universidad y sabiendo que lo que más me puede producir ilusión en esta vida profesional es la cercanía y el amor de mis alumnos/as, puedo deciros que la mejor receta para que te sientan un buen profesor es:

    ¨* SER MUY CLARA EN TUS PRINCIPIOS,- (honestidad, respeto, amor, escucha….). Llevarlo a cabo sin fisuras, de principio a fin, sin romper los códigos y si los has roto porque somos humanos, explicarles el por qué. Para que aprendan que los errores no es ni más ni menos parte de nuestra vida en la mejora del ser.

    * ILUSIÓN POR LO QUE HACES.- Transmitir fuerza, alegría, pasíón. Eso se hace con todo el cuerpo (actitudes, movimientos, voz, contenido emotivo, efusión, incluirles en la pasíón y la suerte de compartir un espacio exclusivo entre ellos y YO que soy su guía.

    * HACERLES PARTE DEL APRENDIZAJE.- Hacerles sentir que YO sin ELLOS o ELLAS o viceversa, no haríamos absolutamente nada. Todos aprendemos de todos, El profesor debe hacer entender que cada alumno/a tiene su propio espacio en el aula (su participación es única y respetada por el grupo). Todo el mundo puede, puede porque tiene alguna capacidad para brillar, sólo hay que buscarla y estar dispuesto a encontrarla. Nadie queda excluido en un ESCENARIO donde todos participamos para que la obra salga perfecta y sintamos satisfacción por ello.

    * QUE LOS APRENDIZAJES SIRVAN PARA LA VIDA.- Sea cual sea el contenido que demos, que encuentren aplicabilidad en sus vidas. Conectarlos con la realidad, que la asígnatura refleje que está viva y que es válida que tiene un significado dentro de un contexto. Que le encuentren sentido.

    * TRABAJO CONTINUO DE REFLEXIÓN.- El alumnado debe reflexionar sobre lo que escucha, sobre lo que hace, sobre lo que duda, sobre lo que experimenta, sobre lo que quiere conocer, sobre sus incognitas, Debe COMPARTIR lo que piensa, así todos nos conocemos, todos sabemos de todos y todos respetamos y nos acostumbramos a escuchar, incluir, respetar, diferentes ideas por muy diferentes a las nuestras que sean. El docente en esta guía, me parece interesante que participe con ellos/as y que se arriesgue a compartir ideas personales ( siempre bajo la coherencia y el respeto, sabiendo edades, tipo de contenidos, e ideas que podamos compartir según las características de nuestro alumnado). Hago esta aclaración pero esto para un profesor coherente y equilibrado es obvio.

    Y seguiría……………………………….. pero considero estos puntos interesantes

    Terminaría con una frase personal:

    TU ALUMNADO TE ENSEÑARA QUIÉN ERES SEGÚN SUS ACTITUDES

    trocantermayor@gmail.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: