¿Lenguaje no sexista?

Ibarretxe

Qué mejor ejemplo que nuestro lehendakari -el de todos los vascos y vascas, jeje- Ibarretxe para hablar de lenguaje no sexista. No es que me quiera meter con él (aunque no sea de los suyos me parece un hombre muy respetable) pero resulta que ejemplifica maravillosamente adónde nos puede llevar la obsesión por expresarnos de forma politicamente correcta.

Hoy estaba hojeando La cocina de la escritura de Daniel Cassany (Anagrama, 1995) y he llegado a un apartado titulado “La escritura respetuosa”, donde el autor habla de los usos políticamente correctos del lenguaje poniendo especial énfasis en los usos no sexistas del lenguaje; cito textualmente:

La escritura corriente arrastra los prejuicios sexistas que se han atribuido a las mujeres durante generaciones y que han permanecido fijados en los usos lingüísticos. Escribimos el hombre, los hombres, el niño, los andaluces o los escritores y el autor, para referirnos tanto a las personas del sexo masculino como femenino. (…) Sea de un modo más o menos consciente, en todos estos usos discriminamos a las mujeres: cuando no las mencionamos, cuando lo hacemos con las palabras en masculino, o cuando las subordinamos a los hombres. (ed. 2007, p.45)

Disiento radicalmente. Creo que esos prejuicios sexistas no están en los usos del lenguaje sino en los propios hablantes y en las interpretaciones que de ellos hacen ciertas personas; vamos, que en mi opinión no son cosa del objeto sino del sujeto. Dicho de otra manera, no creo que haya usos sexistas del lenguaje sino gente sexista que usa el lenguaje.

En castellano el género no marcado es el masculino, de esta manera una expresión como los estudiantes puede incluir en su referente -dependiendo del contexto de emisión de la expresión- a estudiantes tanto del sexo masculino como del femenino. Otro ejemplo, cuando yo digo mis padres me refiero a mi padre y a mi madre, y creo que nadie que me escuchara pensaría que tengo más de un padre hombre, y pensar que usando esta expresión discrimino a mi madre me parece sencillamente ridículo.

Me da igual por qué es así, lo que me importa es que en castellano las palabras masculinas pueden designar objetos y sujetos masculinos y femeninos. Yo no veo ninguna discriminación. Me parece que se está desviando el problema, no se trata de buscar sexismo en los usos del lenguaje sino más bien en las personas.

Además, buscar fórmulas alternativas (el profesorado por los profesores, la ciudadanía por los ciudadanos, etc.) o redoblar los términos (vascos y vascas, ciudadanos y ciudadanas, etc.) para ser políticamente correctos, como sugieren ciertos autores, suele influir negativamente en el ritmo y estilo de nuestro discurso -siempre desde mi punto de vista. Es más, estas estrategias van contra el principio de economía del lenguaje.

Conclusión: yo no creo que mi forma de usar el lenguaje responda a una actitud sexista, luego no veo ninguna razón para cambiarla.

Bastante difícil es ya comunicarse como para hacerlo aún más dificultoso.

Un pensamiento en “¿Lenguaje no sexista?

  1. Marcos Cadenato dice:

    Totalmente de acuerdo, Iñaki, con la última idea. Casualidades de la vida, leo tu post después de haber escrito otro en la misma línea (saldrá la semana que viene) y veo/leo que coincidimos en lo fundamental: no podemos dificultar innecesariamente el lenguaje cuando no es preciso. El problema está en el uso sexista del lenguaje, en efecto, y quien no lo usa así y no es ni machista ni sexista no tiene por qué andar justificándose a cada momento y cada palabra que dice. A veces, nos complicamos en exceso…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: